Salud Pública abre la vacunación a todos los mayores de 12 años para acelerar la inmunización

Gobierno y comunidades han autorizado la fusión del resto de grupos que esperan las dosis, aunque no han abordado el fin de las mascarillas

Octava actualización de la estrategia de vacunación. La Comisión de Salud Pública ha acordado la fusión en u solo grupo al resto de grupos de edad mayores de 12 años que no han sido vacunados. Se trata de la población que tiene entre 12 y 39 años y que forman parte de los grupos 11 (30 a 39 años), 12 (20 a 29 años) y 13 (12 a 19 años). Esta vacunación continuará, tal y como se hace actualmente, en orden descendente. El objetivo principal se mantiene en conseguir el 70% de la población con la pauta completa, es decir, la ansiada inmunidad de rebaño.

El Ministerio de Sanidad reconoce que esta flexibilización se debe a la mayor disponibilidad de las vacunas, la evolución epidemiológica favorable a nivel nacional y la llegada del verano, pues se espera que las vacaciones no supongan una desaceleración del ritmo de vacunación. Ya que con esta unión de grupos se espera evitar huecos en las agendas de los centros de inmunización.

“Por cuestiones organizativas y de factibilidad, se podrá ir solapando la captación de diferentes grupos”, así lo reza el acuerdo alcanzado. En este sentido, se podrán juntar varios grupos en la citación, pero siempre que se haya llamado al de mayor edad.

Además, se acordó priorizar la inmunización entre adolescentes de más de 12 años que sean grandes dependientes o presenten condiciones de muy alto riesgo. Esta inmunización concreta se llevaría a cabo con la vacuna de Pfizer porque es la única autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para este grupo de población.

Sin acuerdo para la vacunación de turistas

En la reunión celebrada este martes, no se llegó a ningún acuerdo sobre la vacunación de turistas. Por lo que aún no hay un plan específico para inmunizar a personas que pasen sus vacaciones fuera de su lugar de residencia. Aunque Gobierno y comunidades temen que el éxodo a las segundas residencias suponga una reducción del ritmo de vacunación. Por ahora, Sanidad se plantea como solución la cartilla de desplazado. Es decir, que los ciudadanos cuenten con este documento para vacunarse en su lugar de vacaciones. Una opción que supondría un incremento del trabajo ante el previsible aumento de las solicitudes de alta de esta cartilla

La recomendación actual mantiene la vacunación en el lugar de residencia. Para facilitar que todos los ciudadanos reciban sus dosis los propios sistemas web de autocitación, que ya poseen muchas comunidades, permiten la flexibilización de las fechas.

Preocupa que conforme avanza la campaña de vacunación y los grupos de edad son más jóvenes, aumenta el porcentaje de desertores de la inmunización. Por ello, la Comisión ha pedido a las comunidades a “insistir en la captación de las personas de 40 y más años que no se han vacunado todavía”. Este problema ha aumentado cuando han comenzado las inoculaciones entre esa población menor de 50 años, porque la percepción de riesgo es menor.

Por su parte, la campaña de vacunación aumenta su ritmo. La semana pasada se volvió a alcanzar una nueva cifra récord: se administraron en España más de 3,2 millones de dosis. El 45,3% de la población española (cerca 21 millones y medio de personas) ya ha recibido al menos una dosis. Mientras que el 27% cuenta con la pauta completa.

No se abordó el fin de las mascarillas

Con respecto a las mascarillas, eliminar la obligatoriedad de su uso ha quedado pospuesto. Esta era una de las medidas más esperadas tras un año y medio de pandemia. Se esperaba que se tratase pues se preveía que se iba a suprimir su uso en espacios exteriores y con distancia de seguridad con personas no convivientes. Algo en lo que no todas las comunidades se ponen de acuerdo. La incidencia de España aún supera los 100 casos por cada 100.000 habitantes (101) y algunas autonomías consideran que quitarnos el tapabocas sería recomendable cuando esa tasa bajase hasta los 50 casos. Índice marcado como zona de riesgo bajo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguraba este mismo miércoles que «pronto vamos a abandonar las mascarillas en la calle». Además, esta tarde se reúne el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) con todas las miradas puesta en acabar con esta prenda obligatoria como asunto principal a tratar.

Leer anterior

Se mantienen los ingresos y los casos activos en una jornada con 59 nuevos casos

Leer siguiente

Salud notifica 66 nuevos positivos en la quinta jornada consecutiva sin fallecidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar